Un mundo de dimes y diretes

Hola, soy Pepita, una de esas “marujas” en todo el sentido de la palabra, que parecen vivir para y por el cotilleo.

Con esta presentación, soy consciente de que estoy echando para atrás a mucha gente que se encuentre mi blog por casualidad… o no. Déjame decirte que las de mi especie no somos ni tan extrañas, ni tan ajenas, ni tan escasas, y que muchos de los que se hacen los desentendidos, en realidad, acaban recurriendo siempre a alguna de nosotras, porque no tienen el tiempo ni la habilidad para obtener información por ellos mismos. Puede que de boca para afuera se hagan los interesantes y se crean seres superiores más allá de chismes y critiqueos, pero créeme, al final caen como moscas y ponen la oreja a todo lo que tenemos que decir.

No es un secreto que algunas cadenas de televisión, por no decir todas, han hecho un verdadero negocio de esto del marujeo; yo, sin embargo, con toda mi humildad, reconozco que no llego a tanto, aunque desde luego sé contar un montón de cosas sobre mis conocidos y cercanos, y sin duda de muchos de esos famosos que dan pie a sus propios rumores y cotilleos (no hay duda de que han hecho de ello una forma de ganarse la vida). Todavía tengo un trabajo, una casa, y múltiples responsabilidades que no me dan tanto tiempo como quisiera para dedicarlo a mi pasatiempo favorito, pero vamos, lo voy intentando.

Tengo que decir que soy apegada al cotilleo, no al critiqueo, que son dos conceptos totalmente diferente, como he aprendido con el paso del tiempo. Mi afición es puramente informativa, no está en mi naturaleza el tener opinión sobre lo que hacen los demás con sus vidas; sólo me interesa el qué, puede que también el por qué si me pica la curiosidad lo suficiente, pero nunca acabo haciendo elucubraciones absurdas ni añadiendo la coletilla: “si yo estuviera en su lugar…”. Nunca estamos en el lugar de nadie, incluso si las circunstancias son las mismas las personas somos diferentes, y cada una con nuestros fallos y carencias. ¿Quienes somos para juzgar a los demás en la forma de vivir sus vidas?

Sin embargo, quiero darle a este blog de marujeo un giro más educativo, y concentrarme en ciertas curiosidades de la vida de otras personas, famosas en la gran mayoría, pero no por lo que yo voy a contar. Puede que esto llame la atención o no, pero créeme, seguro nos vamos a divertir… si es que sólo también te interesa el qué, y siempre con un toque de humor.